10 CONSEJOS PARA COCINAR SALUDABLE Y AHORRAR TIEMPO
diciembre 4, 2017
79Noticias (13228 articles)
Share

10 CONSEJOS PARA COCINAR SALUDABLE Y AHORRAR TIEMPO

Cuando el tiempo para cocinar es poco, no significa que la principal preocupación de cómo preparar comida sana, que ayude a mantener un peso saludable, de buen sazón y que contenga los nutrientes que todos en casa necesitan, no deja de existir.

Todos tenemos necesidades diferentes; sin embargo, con estas recomendaciones es posible lograr, en poco tiempo, recetas balanceadas que aporten nutrientes de calidad y cubran los requerimientos de todos:

1. Planifica el menú semanalmente.

2. Ahorra tiempo y, de paso, evita el desperdicio de alimentos buscando recetas con anticipación; así sabrás qué cantidades de comida comprar y podrás elegir las recetas cuyos métodos de preparación sean más prácticos.

3. Ayúdate de electrodomésticos, como la batidora de inmersión, el microondas o la licuadora.

4. Elegir productos pre-elaborados y fortificados te ayudará a reducir el tiempo de preparación y al mismo tiempo te asegurarás de tener una buena concentración de nutrientes. Usándolos no sólo estarás aumentando el valor nutricional de tus comidas, también evitarás desperdiciar alimentos cuya caducidad es corta.

5. Entre más variedad de alimentos incluyas en la preparación de tus platillos menor será la probabilidad de tener deficiencias de nutrimentos.

6. Es importante considerar tamaños de porciones adecuados para ti, ya que los requerimientos de cada uno de nosotros son diferentes.

7. En cada comida procura incrementar la cantidad de verduras y frutas; no sólo en forma de ensaladas y sopas, sino como parte de cada platillo, en salsas, purés, bebidas, smoothies etc.

8. Utiliza métodos de preparación más saludables, como son hornear, asar, cocinar al vapor en lugar de freír, empanizar o capear.

9. Dale un buen uso a tu congelador: preservar las comidas ya porcionadas en recipientes herméticos, hará posible que sólo requieras cocinar una vez por semana.

10. Disminuye el consumo de grasas, particularmente las consideradas poco saludables (saturadas y grasas trans), haciendo cambios saludables; por ejemplo: cambia leche entera por leche descremada; sustituye las grasas de origen animal, como la crema, por aceites vegetales y productos elaborados con éstos, como margarinas y mayonesas.

Aplicando una o más de estas recomendaciones a la preparación de cada uno de tus platillos, estarás haciendo pequeños cambios que sumándolos de forma cotidiana harán una gran diferencia sobre tu alimentación y salud; además de tener un impacto positivo en la manera en que organizas tus días.

FUENTE: elle.mx

Tags Salud, Sociedad