mayo 11, 2016
Radio79mx (14767 articles)
Share

13 inseguridades que la sociedad te inculcó y debes superar

Ya de por sí es difícil crecer como para que estemos siempre intentando saciar las expectativas de los demás. Desde muy pequeños somos bombardeados con ideas equivocadas de quién debemos ser o a quién debemos imitar; se nos impone una única perspectiva del adulto en que se tiene que convertir nuestro indefenso cuerpo, ése que, al parecer, está a expensas de todos menos de uno mismo. Claro que esta situación no es inquebrantable o capaz de modificarse; si se es lo suficientemente listo durante el proceso de adulting y no se permite que estas equivocadas concepciones del mundo se instalen en el cerebro, corrompiendo toda decisión que se pueda tomar, lo más probable es que se alcance una mejor vida que aquella impuesta por la sociedad dominante.

inseguridades hombre calvo

No podemos coartar nuestra mirada y pensar que sólo las mujeres han padecido de esto; tampoco podemos asegurar que los hombres hayan padecido terrores incalculables a lo largo de la historia. Cada historia ha tenido sus propios matices y obedecido a sus respectivas reglas; lo cierto es que no importando el sexo o el género que cada individuo presente, sin prestar demasiada atención a la cultura donde cada persona se haya desarrollado, todos hemos sido víctimas de exigencias absurdas o idealizaciones sin sentido.

inseguridad rostro oculto

Si es el caso de haber crecido ya bajo dichas presiones, aún estás a tiempo para renunciar a ellas y revisar un poco tu comportamiento; no vaya a ser que las repitas con tus hijos, sobrinos o cualquier otra persona que se encuentre cerca. Recuerda que no te han servido de nada y poco puedes aportar a los demás dándole continuidad a estas formas de imposición.

Cuerpos delgados, altos y bellos

Tanto en hombres como mujeres existe esa insistencia por tener una silueta esbelta (cueste lo que cueste), fuerte, musculosa y extremadamente bella, tanto como para protagonizar la portada de una revista de modas. Y no es necesario, en realidad debes amar el cuerpo que tengas en sus muy diferentes momentos o modificaciones, porque es el único que tienes.

Billeteras llenas

En el mejor de los casos, se le exige a las mujeres, igual que a los hombres, tener una cartera repleta de billetes y tarjetas bancarias; en caso opuesto, lamentablemente, se le aconseja a muchas chicas conseguir un esposo bien acomodado para estar seguras. Como si todo se redujera al dinero, se da la mala concepción de que las mujeres no pueden lograr una economía estable por su cuenta o que sin un buen ingreso mensual, nadie vale nada. Basta ya de atormentar a la gente con esto, esfuérzate y consigue poco a poco lo que requieres.

inseguridades mujer sola

Arreglo personal

Los hombres, en su mayoría, le temen a la calvicie y las mujeres a que alguien las vea sin una gota de maquillaje; como si fuéramos incapaces de ver a una persona por lo que de verdad es, en vez de lo que aparenta. O esperen, ¿acaso lo somos? ¿De verdad se requieren mil tratamientos antiedad o contra la alopecia? Obviamente lo que te urge es ver un espejo y decirte que justo así es como debes estar.

Habilidades amatorias

Aquí hay varias opciones y para todos los sexos o géneros posibles: o eres un campeón sexual que puede hacer frente a mil rounds al día, o eres una diosa ninfómana que sabe exactamente todos los trucos necesarios para dar horas de placer. Necesitamos un poco más de cultura al respecto y advertir que la sexualidad humana no se basa en esto, mucho menos en las fantasías del porno americano. Busca tu satisfacción y de quien te acompañe escuchando, sintiendo, no basándote en “Garganta profunda”.

inseguridades hombre soltero

Los tamaños importan

Como si habláramos de tarjetas de presentación, se ha estipulado entre hombres y mujeres que el tamaño del pene, las nalgas o el busto definen el atractivo y el placer hacia un cuerpo humano. Por ello hay personas que pasan toda su vida sucumbiendo a complejos que no tienen el más mínimo sentido. No lo hagas más, por favor. Tus órganos tienen el tamaño ideal.

Quién eres y adónde vas

Es desafortunado, pero aunque cueste trabajo creerlo, todavía hay quienes se fijan en el apellido de alguien o el lugar de nacimiento para emitir apresuradamente un juicio en cuanto al impacto o valía que ésta tiene en el mundo. Si seguimos así, en cualquier momento volveremos a vender esclavos o hijas.

inseguridades mujer baja

Lo que te apasiona

Seguimos temiendo la reacción del resto al momento de exponer nuestras ideas, intereses y pasiones. Por ejemplo, para muchos jóvenes fue imposible exponer sus inquietudes en cuanto a una profesión por miedo a la opinión de sus padres y terminaron estudiando Medicina, Leyes o Administración. Si tienes por ahí alguna habilidad o afición sin explotar, resáltala ahora, no te quedes con las ganas.

Lo que sientes

Hemos crecido con la idea de que las niñas deben ser supersensibles y femeninas, los niños, por otro lado, no tienen porqué compartir sus sentimientos y deben ser en extremo rudos. Nada más dañino para un humano que exacerbar o reprimir un comportamiento tan propio. Grita, llora y ríe cuanto quieras. Nadie tiene el derecho a reprocharte por ello.

inseguridades hombre solo

Vida en pareja y sus formas

Si eres uno de los que se sienten víctima de la monogamia o el requisito absurdo de casarse, bienvenido al club. ¿Por qué existen personas que todavía creen que alguien es estrictamente feliz en pareja? Sumándole a esto que esa pareja debe atender a los estándares tradicionalistas de “buen matrimonio” y la fidelidad verdadera…

Cómo te ves y cuándo lo usas

La vestimenta sigue siendo un tema complicado, pero no definitorio en nuestra vida en sociedad, ¿o sí? No juzgues a nadie por su forma de vestir; no sabes sus tradiciones, su lugar de nacimiento, sus posibilidades, sus gustos y es más, ni siquiera te importan. Deja que los demás vivan de la mejor manera que puedan, tú estás en el mismo reto a diario.

inseguridades mujer sin familia

Cumplimiento de normas

Entiéndanse aquí hijos, autos, casas, departamentos, vacaciones y demás similares. Como si existiera una receta para la fortuna, se le pide a cualquier persona que cumpla con estos requisitos. Equivocación. Si todavía no tienes hijos y no planeas tenerlos, relájate. Si tu ingreso no da para que estrenes un auto cada año o dos, respira. Haz las cosas por ti, no porque sea un must social.

Control

También se ha impuesto por generaciones que en la vida hay que tener control sobre muchas cosas; sobre todo si se es hombre. Control sobre la familia, el trabajo, la pareja, los demás, uno mismo, etcétera, sin embargo, esto a veces es imposible; si no lo logras, no significa que estés fracasando. No se puede tener injerencia y poder en cualquier ámbito, así que tómalo con calma.

Campos de acción

No. La mujer no va en la cocina ni el hombre lleva un traje todo el día. Ambos sexos y todos los géneros son capaces de desempeñar cualquier tipo de trabajo, de vestir como quieran, de disfrutar diversas tareas y tener éxito en lo que sea. Así que si eres hombre y amas la jardinería, eres una mujer y adoras boxear o simplemente eres un ser humano y te encanta la robótica cuando no te dedicas a la repostería, da lo mismo. Hazlo.

inseguridades hombre pobre

¿Estos y cuántos más complejos e inseguridades tendremos que romper con el paso de los años? No tiene sentido preservarlos ni en nuestras personas ni en terceros; conviene que poco a poco nos vayamos liberando de creencias insulsas y tradiciones que nada bueno le traerán a las nuevas generaciones.

Fuente: Cultura Colectiva