diciembre 30, 2016
Radio79mx (16055 articles)
Share

Alza de gasolinas en México, un guiño al mercado que enciende a la ciudadanía

La inminente subida este enero de los precios de las gasolinas en México, de entre un 14 % y un 20 %, buscó contentar el mercado pero disgustó la ciudadanía, y también atenuar una negra verdad, el actual modelo, y sobre todo la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), naufragan en su afán por renovarse.

“La gente está enojada, pero parece ser que el gobierno teme más a las calificadora”, dijo a Efe el consultor energético David Shields, quien recordó la “frágil” situación de las finanzas públicas en el país.

Para este experto, director de la publicación Energía a Debate, el alza era necesaria y refleja los actuales “precios comerciales”, un mensaje en la línea del Gobierno mexicano, que lleva días alegando que esta medida que aplicará la Secretaría de Hacienda en enero responde a la futura liberalización del mercado y los verdadero costos del crudo.

La apertura arrancará en marzo de este año y se llevará a cabo de forma gradual hasta finales de diciembre, cuando se espera que todo el país regule sus precios en base a la oferta y la demanda, y hayan aparecido nuevas empresas en el sector que operen además de Pemex.

“No sabemos qué tan bien va a funcionar este mercado, pues está basado en la tesis de que crear competencia y condiciones de mercado es algo que funciona óptimamente. Pero no será un mercado de piso parejo, sino que tendrá un jugador dominante”, aseguró el especialista.

Para Shields, ello incluso podría acentuar la desigualdad entre regiones, pues la inversión privada podría centrarse en aquellas regiones más industrializadas o con más consumidores potenciales.

La subida de los costos del combustible ha provocado un creciente rechazo entre la ciudadanía y la oposición política, que considera que es demasiado abrupta y no responde a los intereses del pueblo.

También ha sido criticada por analistas financieros, que alertaron de las “presiones inflacionarias” que generará, lo que llevará a cerrar 2017 con una inflación mayor a la que se esperaba, que a su vez ya era bastante superior a la meta del 3 % del Banco de México.

“Creemos que la inflación, que ahora está en el 3,4 %, pueda subir al siguiente año, desde enero, directamente por arriba del 4 % y alcanzar un máximo en el 2017 de 5 %, para de ahí retornar y cerrarlo en 4,3 %”, pronosticó a Efe la directora de Análisis Económico-Financiero de la entidad Banco BASE, Gabriela Siller.

Casa de Bolsa Banorte Ixe consideró que esta decisión genera “distorsiones” en el mercado pero supone un “esfuerzo” para liberalizar el sector, aunque dijo que hubiera sido “deseable” que la subida fuera “gradual” porque impactará en el consumo privado.

Las estimaciones macroeconómicas no son nada halagüeñas, y se suman a una realidad negra para la empresa estatal Pemex, un símbolo en horas bajas.

Desde hace aproximadamente una semana, varios estados de la nación padecen también un problema de desabastecimiento, que la estatal atribuyó a una toma clandestina en uno de sus ductos clave.

La Secretaría de Energía (Sener) agregó que el mal clima en el puerto de Tuxpan (Veracruz) dificultó la importación de crudo y que también se produjo una “especulación” en el sector ante la futura alza de precios.

Para Shields, no obstante, “detrás de todo esto hay una problemática de Pemex muy preocupante”.

La firma estatal produce ahora alrededor de dos millones de barriles diarios, frente a los 3,5 millones de hace aproximadamente una década.

“Esto es un 40 % menos – apuntó el experto- y sobre todo, tenemos refinerías muy viejas y obsoletas que están produciendo un 25 % menos que hace algunos meses y un sistema no muy elástico de distribución de gasolinas”.

Con la apertura del sector, los expertos consideraron que las gasolinas tenderán a bajar en 2018, aunque “no vemos un ajuste del 20 % hacia abajo”, dijo Siller.

“Es posible que los precios vayan bajando con el tiempo y con la competencia algunos proveedor reduzcan el costo del flete, o algunos gasolineras su margen. Pero esto va a suceder quizás en cierta medida, y con el tiempo”, argumentó el consultor energético.

No obstante, concluyó que la súbita alza de precios de las gasolinas es “terrible para la credibilidad” de la muy cacareada reforma energética, que impulsada por el presidente de México, Enrique Peña Nieto (2012-2018), abrió el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio estatal.

Fuente:EFE