enero 4, 2018
Radio79mx (14767 articles)
Share

Por qué tener los dientes blancos no significa necesariamente que estén sanos

A la mayoría de nosotros nos gustaría tener una sonrisa blanca reluciente.

Pero existen estudios que muestran que entre el 18% y 52% de las personas no están satisfechas con el color de sus dientes.

En Estados Unidos, por ejemplo, el blanqueamiento dental es uno de los procedimientos dentales más solicitados, mientras que los británicos son a menudo el blanco de bromas por sus dentaduras imperfectas.

Dientes blancos y perfectos pueblan portadas de revistas y pantallas de cine en todo el mundo.

No es sorprendente entonces que tendamos a suponer que no solo son atractivos, sino también saludables.

El tono de nuestros dientes depende de su color intrínseco, influenciado en parte por nuestros genes y nuestra edad, combinado con las manchas de fumar, comer, beber y tomar ciertos medicamentos.

A medida que envejecemos, nuestros dientes suelen tornarse más amarillos a medida que el esmalte comienza a desgastarse, exponiendo la dentina (el marfil de los dientes) debajo.

Manchas y colores

Las manchas se suman a los dientes amarillentos, por alimentos como salsas a base de tomate y café que dejan compuestos coloreados llamados cromógenos, mientras que las bacterias u hongos pueden causar manchas verdosas y grisáceas.

Muchos de los experimentos sobre el color de los dientes se han llevado a cabo en tubos de ensayo de laboratorio, en lugar de en las bocas de personas vivas.

A menudo se usan dientes de las vacas porque les dan a los investigadores una superficie más grande para estudiar, pero a veces también se utilizan dientes humanos extraídos.

Un estudio realizado por Mark Wolff, de la Universidad de Nueva York, empapó los dientes de las vacas durante una hora en té negrovino tinto y vino blanco.

No sorprendió que el tinto dejara las manchas más fuertes. Pero el té negro no manchó los dientes a menos que hubiera sido precedido por el vino blanco.

El contenido ácido del vino haría que el esmalte fuera ligeramente más poroso, permitiendo que el té dejara su marca.

FUENTE: BBC