enero 29, 2018
Radio79mx (16381 articles)
Share

Conozca el modus operandi de los fraudes más recurrentes y protéjase de ellos

Aunque los fraudes más tradicionales en tarjetas de crédito y débito persisten entre los usuarios mexicanos, nuevas modalidades de estafa se sumaron a la lista durante el 2017 e incluso superaron por mucho a viejas prácticas como la clonación o tallado de plásticos.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), durante el 2017 hubo 4.8 millones de reclamaciones en el sector financiero por posibles fraudes en tarjetas de crédito y débito, 28% más que en el 2016.

Estas denuncias tuvieron su origen principalmente por transacciones en comercio electrónico (49%), terminal punto de venta (34%), comercio por teléfono (11%) y cajero automático (3 por ciento).

El caso de los fraudes en comercio electrónico llama especialmente la atención por su alarmante crecimiento, ya que en el 2011 concentraba apenas 8% del total de quejas por fraude, mientras que en el 2017 representó casi la mitad

“El (caso) que más nos preocupa por la estadística y el modus operandi es el del comercio electrónico”, enfatiza la Condusef.

Hasta el 2016, los fraudes en terminal punto de venta superaban a los de comercio electrónico; sin embargo, a partir del 2017 esa tendencia se revirtió, en parte debido a que los fraudes en terminal punto de venta disminuyeron 17%, al pasar de 1.9 millones de reclamaciones en el 2016 a 1.6 millones en el 2017.

Otro sector que presentó una preocupante alza en fraudes fue el de banca móvil, ya que hubo 93% más reclamaciones de este tipo durante el 2017.

Además, en lo que se refiere a las reclamaciones por movimientos operativos de la banca, de enero a septiembre del 2017, ascendieron a 1.7 millones, lo que implica un incremento de 16% con respecto al 2016, cifra que sumó 1.4 millones.

Cabe mencionar que los principales movimientos de la banca que afectaron al usuario fueron el pago automático mal aplicado (domiciliaciones), el cobro no reconocido de comisiones, cajeros automáticos que no entregaron la cantidad solicitada y los pagos, depósitos y transferencias no aplicadas.

FUENTE: ELECONOMISTA