febrero 22, 2018
Radio79mx (14985 articles)
Share

¿LAS FRUTAS DESHIDRATADAS ENGORDAN?

Un puñito de arándanos o unos orejones siempre nos sacan de apuros cuando necesitas una colación rápida, pero ¿Qué tanto hay dentro de estas frutas? Las frutas deshidratadas generan mucha polémica en cuanto a su aporte calórico, depende de cómo las incluyas y combines en tu dieta el efecto final que tendrán sobre tu peso.

Al ser el resultado de la evaporación del agua de la fruta fresca, quedan secas y de menor tamaño pero con mayor concentración kilocalorías; por lo que comer ½ taza de fruta deshidratada equivale a 1 taza de la misma fruta fresca y en cuanto a los nutrientes, podemos decir que se pierde alrededor del 20% de su contenido en vitamina A y C, pero conserva intacto el contenido en vitamina B.

La fruta deshidratada no “engorda” si:

– Llevas una alimentación balanceada rica en vegetales, proteínas y grasas saludables.
– Realizas al menos cinco veces a la semana una rutina de ejercicio cardiovascular y de pesas.
– La consumes con moderación para recibir sus aportes nutritivos y no como un alimento libre para picar entre comidas.
– La comes en las porciones recomendadas.

La fruta deshidratada “engorda” si:
– Sustituyes por completo la fruta fresca por la deshidratada y comes más.
– Tu alimentación no es balanceada y comes un exceso de cereales y carbohidratos refinados.
– Tienes resistencia a la insulina o diabetes.
– No practicas ningún tipo de ejercicio o pasas más de cinco horas al día sentada.
– Te excedes en las porciones recomendadas.

Recuerda también que algunas frutas deshidratadas contienen azúcares, jarabes y aceites añadidos (que puede ser hasta el doble de los naturales). Así que siempre revisa la etiqueta y lista de ingredientes así como el tamaño de la porción. Recuerda que, el lado bueno es que son ricas en nutrientes como antioxidantes y fibra, haciéndolas una mejor opción que los dulces, galletas o refrescos cuando buscas satisfacer un antojo por algo dulce.

FUENTE: MOI