5 Recetas de baño para conseguir una relajación total
noviembre 28, 2017
79Noticias (13228 articles)
Share

5 Recetas de baño para conseguir una relajación total

¡Presta mucha atención! Expertos en la materia nos dan las pautas para crear ‘beauty baths’ hechos a la medida

1. HASTA LUEGO, INSOMNIO

¿CÓMO SE PREPARA? Sólo necesitas una almohada para bañera, una esponja natural, aceite esencial de lavanda y un manojo de flores secas de la misma flor. Llena la tina con agua caliente (38-40°) y dosifica ocho gotas del aceite esencial.

A continuación, añade las flores. “Sumérgete poco a poco y cierra los ojos. Es el momento de olvidarte de todo y poner la mente en blanco para centrarte en pensamientos positivos”.

Es importante que controles la temperatura del agua para que no se enfríe durante los 20 minutos recomendados”, aconseja Ana Bedoya, propietaria de Niwa Hotel&Spa. Después, sal relajadamente y tómate el resto de la noche con calma.

El PODER DE LA LAVANDA ¿Sabías que el rey francés Carlos VI pidió almohadas rellenas de su flor para poder conciliar el sueño? Resulta muy efectivo, ya que su perfume reduce tensiones y nervios.

“Favorece la relajación de músculos, tendones y articulaciones, disminuye dolores, alivia el estrés y desintoxica el sistema linfático”.

 

2. BYE, BYE, ESTRÉS… 

¿CÓMO SE PREPARA? Según Eduard Fernández-Rajal, director del Bangkok Healthy Spa, existen dos factores esenciales: la temperatura y la duración.

Aunque lo ideal son 36-38°, el agua tiene que estar muy agradable, esto de acuerdo con tu sensibilidad. Y lo recomendable es que te encuentres en remojo entre unos 15 o 20 minutos.

El secreto es añadir ocho gotas de esencias de baño. ¿Algunos ejemplos? Manzanilla, lavanda o ciprés calman las palpitaciones; cáscara de mandarina o yuzu (cítrico japonés) te ayudan a controlar bastante los nervios, mientras que la menta o albahaca son perfectos para las cefáleas (dolores de cabeza), así como la menta piperita para las piernas cansadas. ¡Visita a tu herbolario!

¿QUÉ DEBES SABER? ”Los preparativos del baño también son esenciales. Comienza planificando un ambiente adecuado, con velas perfumadas o aromas en el agua”, explica Eduard Fernández-Rajal.

 

3. PARA COMPARTIR

¿CÓMO SE PREPARA? Busca dos almohadas para baño, una esponja tipo guante, aceite esencial de jazmín, una rosa y un exfoliante natural.

¿No sabes cómo hacerlo? Mezcla sal de grano y aceite de oliva virgen con el jugo de un limón. Sulawan Patumset, de The Organic Spa, recomienda llenar la tina con agua a unos 38-40°, e incorporar 10 gotas de aceite esencial de jazmín (según tus intenciones, esto es importante, ya que tiene un potente efecto afrodisiaco) y añadir los pétalos de rosa.

Ya únicamente te queda disfrutar con tu chico de la aplicación del scrub, ¡pueden dedicarse a mimar su piel! Por último, salgan con cuidado del agua, séquense muy bien y terminen con un té relajante.

UN PLUS La ambientación importa: ilumina con luz tenue, enciende velas y pon música suave. ¿El fin? Crear un entorno acogedor que invite… ¡a lo que surja!

 

4. APTO PARA ‘ATÓPICAS’

¿CÓMO SE PREPARA? Si tu piel no es muy agradecida, esta es tu mejor opción.

Para las dermis secas, atópicas, con psoriasis, cicatrices, acné o quemaduras, la doctora Montserrat Pérez, directora médica del spa Caldés de Boi In Your Skin, recomienda un baño de fangoterapia que tiene efectos regenerantes y cicatrizantes.

Extiende una capa de 2-3 mm de espesor de fango (en farmacias), sumérgete 10 minutos en el agua y, después, retíralo. Para terminar, aplícate un aceite hidratante.

RESULTADOS Aunque te parezca increíble, proporciona un efecto de bienestar calmante e inmediato, ¡incluso para los casos de pieles más sensibles! Eso sí, apreciarás mejor los efectos en la segunda y tercera sesiones.

 

5. IDEAL PARA BEAUTY ADDICTS

¿CÓMO SE PREPARA? Haz tu propio preparado con un kilo de sal marina, tres cucharadas de sales Epson (calman y relajan), dos cucharadas de bicarbonato de sodio (exfolia), 30 gotas de aceite esencial (el de lavanda relaja; el de lemongrass es anticelulítico y reafirmante; el de neroli, cicatrizante… ).

“Mezcla todos los ingredientes y añade pétalos de flores secas”, detalla Pilar Cosculluela, directora del centro wellness Samaya Moments. “Llena la bañera en tres cuartas partes con el agua a 30-36°, incluye tu receta y disfruta sus beneficios durante 30 minutos”.

Importante: ten cuidado por si te da un bajón de tensión. 

EL MOMENTO Hazlo como previo a una cena romántica, o media hora antes de dormir. “Las sales aportan minerales, como magnesio, zinc, calcio o sodio, que nutren tu piel”. 

 

FUENTE: COSMOPOLITA