El esquema de home office aún no despega en México
noviembre 29, 2017
79Noticias (13228 articles)
Share

El esquema de home office aún no despega en México

Para que la mayoría de las personas trabajar desde su hogar se necesita de una labor conjunta, tanto para quienes emplean como para los trabajadores.

A pesar de que hoy en día existen empresas y dependencias del gobierno que han optado por implementar home office en sus modalidades de trabajo u horarios flexibles, 89% de los mexicanos indicó estar dispuesto a trasladarse físicamente a su lugar de trabajo, 10% preferiría un trabajo mixto y sólo 1% desearía trabajar en casa, refirió el estudio de Búsqueda de Empleo por Internet en México 2017 .

Según Sergio Carrera Riva Palacio, vicepresidente del Comité de Investigación de la Asociación de Internet, para que la mayoría de las personas trabaje desde su hogar se necesita de una labor conjunta, tanto para quienes emplean como para los trabajadores.

Explicó que el esquema organizacional que tienen hoy las empresas en México no converge con esta nueva modalidad de empleo, por lo que les sugirió plantearse algunos cambios en beneficio de todos.

“La cultura de las organizaciones tiene que ir evolucionando para aceptar formas diferentes de relacionamiento laboral, poco a poco lo han venido haciendo y la práctica del outsourcing en nuestro país así como la de llevar dispositivos a la oficina están configurando un escenario distinto”, comentó.

El vicepresidente refirió que las empresas se deben sentir “cómodas” con referencia al elemento de la productividad que se entrega una vez que el empleado no se encuentre físicamente en las oficinas.

Asimismo, indicó que para lograr este cambio en el esquema laboral en las firmas es preciso que se atiendan debidamente y se definan los objetivos de trabajo, planificar de manera correcta los procesos para la comunicación a distancia entre otros aspectos.

“También debe existir una cierta madurez en la forma de establecer un relacionamiento entre los compañeros de trabajos, digamos que existen muchos factores que van acompañando la penetración de una forma de trabajar distinta y más que las personas estén preparadas es que las organizaciones estén listas, aquí es donde va a ocurrir el verdadero cambio”, comentó Sergio Carrera Riva Palacio.

Confirmó que una vez que exista este cambio, las personas se tendrán que adaptar a este esquema de trabajo. “Las empresas deben estar preparadas para tomar ventaja de esa mejor condición que posibilita incrementar su productividad. La gente que se levanta y se pone a trabajar, pues está más fresca porque no lleva el trajín del tráfico y el transporte lo que supone que sería mejor elemento”.

Hace unos meses el gobierno de la Ciudad de México firmó el convenio Concertación para la Implementación y Fomento al Teletrabajo en la Ciudad de México que tiene como objetivo lograr una reconciliación del mundo laboral con la vida familiar.

En su momento, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, dio a conocer que 4,000 servidores públicos adscritos a la Oficialía Mayor y a la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo trabajan desde sus hogares. Lo que trajo que 51% de los participantes mejoró su productividad, gracias a este esquema de trabajo; 75% ahorró en transporte público; 25% dejó de utilizar su automóvil, y 80% mejoró su estado de ánimo.

DESVENTAJAS, PARA EL TRABAJADOR

Por su parte, OCC Mundial,, indicó que a pesar de todas las ventajas que existen sobre trabajar en casa, también las personas deberían no perder de vista que existen contras en este método de trabajo. “Para que el trabajo en casa sea productivo y exitoso debe haber ciertas condiciones favorables, además el empleado requiere de competencias específicas”.

La primera desventaja está enfocada a las distracciones, ya que explicó que el hogar no siempre es el mejor lugar para trabajar sobre todo si existen grandes distractores como la televisión, amigos y familia, por lo que sugirió crear un espacio tranquilo que funcione como oficina.

“Tal vez un horario de 9 a 6 de lunes a viernes no es flexible para muchos, pero trabajar media hora en un proyecto y después lavar los platos puede ser una tentación peligrosa cuando se hace home office. Para aprovechar la libertad al máximo es necesario establecer horarios y reglas para separar la vida personal de su vida laboral, de lo contrario terminará trabajando a media noche: al fin y al cabo está en casa. Un desorden en sus horarios podría traerle más desventajas que beneficios a largo plazo”, indicó.

Por otro lado, detalló que contrario a lo que se suele pensar, el tener más tiempo por no acudir a la oficina no se traduce en más tiempo de calidad en familia. “Estar en casa nos permite ocuparnos de otras actividades, pero la demanda del trabajo puede hacer que no tengamos tiempo de disfrutar a los hijos o a la pareja por atender pendientes. Una vez más la disciplina y la organización son clave”.

Por último, OCC Mundial destacó la importancia de las relaciones laborales, si bien existen en algunas ocasiones problemas con algún colega o el ambiente laboral es tenso, también hay una parte disfrutable y motivante del contacto humano en el trabajo, como un amigo, un mentor o una actividad en grupo.

 


FUENTE: www.eleconomista.com.mx