enero 17, 2017
79Noticias (13141 articles)
Share

¿Gastos por enfermedad o accidente? Te decimos como protegerte de estos imprevistos financieros

Un Seguro de Gastos Médicos Mayores es un plan de protección financiera para hacer frente a los gastos generados por la atención médica después de un accidente o enfermedad. Desafortunadamente, nadie está a salvo de tales eventos y los gastos de una hospitalización y de seguimiento pueden resultar muy costosos.

Situación Actual
De las 103 compañías de seguros que operan en nuestro país, solo 28 ofrecen productos de Gastos Médicos Mayores. Es un mercado fuertemente concentrado debido a su complejidad y requerimientos de infraestructura y servicio; así es como vemos que más del 70% de las primas de este ramo se concentra en tan solo 4 compañías.

En suma, en nuestro país se tienen 8.9 millones de personas que cuentan con un Seguro de Gastos Médicos privado (38% individual, 62% colectivo) lo cual representa tan solo el 7.5% de la población. La baja cultura de aseguramiento que predomina en nuestro país y el alto costo de esta cobertura son los principales factores que limitan su crecimiento.

La falta de salud puede afectar en la productividad y en la economía de las familias. El costo de la atención médica representa una barrera para los servicios de salud y el acceso tardío al tratamiento ocasiona que se complique la enfermedad, lo que puede traer importantes consecuencias financieras para la persona o la familia si no se cuenta con un Seguro Médico.

El mayor monto pagado a un asegurado es de 90 mdp por la atención un padecimiento en las células de la sangre y cáncer de glóbulos blancos, que le sucedió a un menor de edad. Con 64.2 mdp le sigue un caso de alteración del equilibrio de los componentes del cuerpo; también se destinaron 47 mdp para una persona que padece trastornos del metabolismo de los glucosaminoglicanos.

Un reto que enfrenta todo sistema de salud, es que las necesidades son muchas y los recursos son limitados, es por eso que toma especial importancia que la utilización de los servicios médicos se haga de una manera ordenada y racional, para esto deberán establecerse guías y protocolos de atención sobre las mejores prácticas médicas (Medicina Basada en Evidencias), diseñar y establecer esquemas de pago a proveedores que favorezcan la calidad y eficiencia (Pago por Desempeño), hacer que las personas participen con una parte del costo de los servicios médicos (Copagos), así como instrumentar un sistema de información clara, oportuna y transparente que permita medir los resultados del sistema en su conjunto, así como de cada uno de los principales actores.
Muy importante tomar en cuenta…
1. Busca asesoría de un experto de seguros que pertenezca o trabaje con una agencia de seguros seria y con trayectoria, que tenga cobertura nacional.
2. Pregunta por el porcentaje o cantidad del deducible que pagarás por usar tu seguro. Recuerda que entre más bajo sea, mayor será el costo de la prima.
3. Considera el coaseguro. Este último es una aportación tuya adicional y será entre 5% y 10% del monto que pagará la aseguradora por el siniestro.
4. Recuerda renovar tu póliza anualmente de lo contrario tu historial de salud no podría respetarse.
5. Pregunta cómo puedes pagar tu póliza y evita pagarla fraccionada ya que te generará un costo extra.
6. Elige el monto de suma asegurada más alto (40 o 50 millones de pesos).
7. Si mantienes una póliza de salud con una ISES recuerda que su servicio de atención será dentro de una red de doctores que ellos elegirán.
8. Si tienes un seguro de gastos médicos mayores a través de tu empresa visita al área de recursos humanos y pregunta si ofrecerán algún servicio de prevención. Utilízalo.
9. Recuerda leer tu contrato de póliza con detenimiento y preguntar por las exclusiones.

Mayores informes:

Antonio Cruz

Celular 442 117-7577

Oficina (442)222-6773

antonio.cruz@kare.mx