febrero 18, 2017
79Noticias (13128 articles)
Share

¿Cuál es la historia detrás del Bellini?

18/febrero/2017.- El Bellini es un cóctel dulce y refrescante, que por su color rosa y delicioso sabor ( con poco alcohol ) se ha convertido en uno de los favoritos que no pasan de moda. Te presentamos qué hay detrás de esta enigmática bebida.

Durante los años cuarenta y cincuenta, Venecia tenía un gran auge y popularidad con los grandes artistas como Ernest Hemingway u Orson Welles. Dentro de este ambiente y casi al lado de la Plaza de San Marcos, había un bar muy popular, llamado Harry’s Bar, un lugar que además de tener una increíble vista al canal, tenía uno de los mejores ambientes, lleno de artistas y bohemios. En este lugar fue donde nació el Bellini, que fue creado por el dueño del bar Giuseppe Cipriani, en 1948.

El nombre Bellini surge porque el color rosado único le recordaba a Giuseppe la toga de un santo en una pintura del artista veneciano del siglo XV Giovanni Bellini.

La bebida es fundamental en momentos románticos y elegantes y se prepara de una manera muy sencilla:

El Bellini consiste en puré de melocotones blancos y Prosecco, un vino espumoso italiano. La tradición italiana dicta que se marinen los duraznos frescos en el vino. No obstante, la receta original fue hecha con un poco de jugo de frambuesa o de cereza, porque le daba a la bebida un resplandor rosado, pero más adelante se quedó únicamente con durazno por su sabor dulce.

El modo de preparación consiste en que en una copa larga se añada una parte de jugo de durazno y dos partes de vino espumoso. Después se revuelve delicadamente para que no se quite la espuma. Se vierte en la copa y se disfruta con amigos, con compañeros, familiares o una persona muy especial.

Aunque la receta se ha vuelto muy popular y se sirven en cualquier bar, ésta siguió siendo un legado que se preserva de generación en generación desde 1948 y ahora no solo se sirve en el Harry’s Bar de Venecia, sino que también se encuentra en los restaurantes bajo el nombre de Cipriani alrededor del mundo, quienes sirven el auténtico Bellini.

Fuente: Forbes Life