julio 31, 2016
79Noticias (13141 articles)
Share

La Secretaría de Salud mantiene acciones en los Municipios de Corregidora, El Marqués y Querétaro para proteger la salud de la población afectada

Querétaro, Qro. Derivado de las afectaciones que dejaron las lluvias el pasado jueves 28 de julio en los Municipios de Corregidora, El Marqués y Querétaro, la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro conjunta esfuerzos con las diversas dependencias de Gobierno, con la finalidad en brindar atención sanitaria a la población afectada, para lo cual se trabaja con brigadas de vigilancia epidemiológica y de protección contra riesgos sanitarios.

En el municipio de Corregidora se visitó el fraccionamiento Terranova donde se reportan daños materiales en el exterior de los domicilios únicamente, sin afectaciones a la salud. Encuestaron 20 domicilios y no se detectaron daños a la salud. Se realizó una determinación de cloro residual y se encontró dentro de norma.
Así mismo se visitaron las comunidades El Pueblito y La Negreta donde se encuestaron 10 domicilios respectivamente, no se detectaron daños a la salud. Realizaron dos determinaciones de cloro residual y se encontró dentro de norma.
 En el Municipio El Marqués se trabaja en las Colonias El Colorado, Paseos del Marqués y Villas la Piedad. En la Colonia Villas de la Piedad se detectaron 2 casos de dermatosis y en la Colonia Paseos del Marqués se detectó un caso de Infección Respiratoria Aguda en un masculino de 2 meses de edad, se otorgó el tratamiento correspondiente.
Se realizaron 5 determinaciones de cloro residual de las cuales se encontró una fuera de norma y 4 dentro. Se entregaron 354 pastillas de cloro para desinfección de agua de uso y se distribuyeron 255 frascos de plata coloidal para desinfección de agua de consumo.
También se impartieron 69 pláticas de saneamiento básico, manejo higiénico de agua y alimentos y medias preventivas de enfermedades diarreicas y prevención de hepatitis tipo A.
 Al municipio de Querétaro de igual forma se enviaron brigadas de vigilancia epidemiológica y de protección contra riesgos sanitarios, para trabajar las Coloniasde San Antonio del Maurel, San Antonio de la Punta, Cimatario, Panorámica, Loarca, el Fraccionamiento Rincón de San Antonio y la Unidad Deportiva Villas del Sol.
Se impartieron 92 pláticas sobre medidas higiénicas, cloración de agua y manejo higiénico de alimentos y se repartieron 264 trípticos. Distribuyeron 77 pastillas de cloro para desinfección de agua de contacto y 160 frascos de plata coloidal para desinfección de agua de consumo. No se detectaron daños a la salud.
En total, se visitaron 516 viviendas con una población encuestada de 439 personas. Se otorgaron 239 sobres de Vida Suero Oral, 431 pastillas de cloro, 415 frascos de plata coloidal, 635 folletos informativos y se orientaron a 201 personas.
La Secretaría de Salud, continúa realizando acciones de vigilancia epidemiológica, sanitaria, y promoción de la salud, con el objeto de dar seguimiento a las estrategias de protección contra riesgos sanitarios.
Por lo anterior, se recomienda a la población que en caso de inundaciones, extremen las siguientes medidas higiénicas:

·        Lavado de manos frecuente con agua y jabón antes de preparar alimentos, antes de consumirlos, después de tocar alimentos crudos, después de ir al baño, después de cambiar pañales y después de toser o estornudar.

·        Al toser o estornudar, cubrir boca y nariz con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo.

·        Cambiar de inmediato la ropa húmeda en caso de haberse mojado.

·        Evitar los cambios bruscos de temperatura al utilizar ventiladores o aires acondicionados.

Consumir agua embotellada, hervida o clorada. Para el aseo personal, lavado de manos y utensilios de cocina, emplear agua potable de tinacos y cisternas.
 También es importante: seguir las indicaciones de las autoridades correspondientes, evitar el contacto con el agua contaminada,  asegurar que el agua de uso, para beber y preparar alimentos esté desinfectada, mantener los alimentos en lugares secos lejos de paredes y piso, colocar en depósitos de basura latas y frascos de alimentos golpeados o rotos, así como alimentos que se hayan mojado con agua sucia, examinar que verduras, frutas y cereales almacenados no tengan hongos.
En caso de que los tinacos y cisternas se hayan contaminado con aguas negras o pluviales, es necesario lavarlos, desinfectarlos y volverlos a llenar con agua potable.
Después de la inundación, una vez que haya bajado el nivel de agua, es necesario limpiar la casa, así como mantener a niños y animales fuera de la misma hasta que esté limpia. Después de la limpieza, se deben lavar bien las manos con agua potable o desinfectada y jabón; y lavar con agua caliente y detergente la ropa contaminada con el agua de la inundación.
En tiempo de lluvia, ante presencia de síntomas de enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias, dermatitis o conjuntivitis, se debe acudir a la unidad de salud más cercana para que se realice diagnóstico y se brinde tratamiento oportuno.