abril 10, 2017
79Noticias (13121 articles)
Share

Cómo llegar al orgasmo sin manos

Si eres como la mayoría de las demás, seguro sólo puedes llegar al orgasmo estimulando manualmente el clítoris, el punto G o hasta los labios vaginales. Pero, ¿sabías que puedes llegar al placer máximo sin la ayuda de tus manos en lo absoluto?

Hay personas que definen el “orgasmo sin manos” como uno que simplemente no involucra el uso manual, así que cualquier cosa que quieras agregar a la fórmula es completamente válido.

Regadera con manguera
Este método es uno de los más populares porque es fácil y muy placentero. Si tienes una regadera con manguera ya sabes a lo que me refiero, y si no, te aconsejo ahorrar para una. La presión del agua se siente divina sobre el clítoris. Además el baño es un lugar privado, así que es el lugar perfecto para conocerse mejor.

Panties con vibrador
Aunque necesitas manos para controlar la mayoría de los juguetes sexuales, las panties con vibrador son un tipo de juguetes diseñados para usarse, más no para estimularse. Algunas tienen un simple botón y otras vienen con control remoto. Esto quiere decir que tu pareja podría tener el control de tu placer sin que puedas hacer nada al respecto.

Frote
Frotarte contra cualquier cosa – un osito de peluche, una almohada, una chilla o el sillón – puede sentirse bastante bien. De hecho, este método es bastante popular entre adolescentes y chicas que apenas se están explorando, pues no sólo puede llevarse a cabo sola, sino que también entre pareja. Todo el trabajo está en la cadera y en realidad puede ser increíblemente placentero.

Apretar músculos
Si te dan ganas de un orgasmo mientras estás sentada en tu escritorio en la oficina, ¡no busques más! Apretar y relajar los músculos de los muslos hace que la sangre circule hacia el área vaginal y estimule el clítoris. También puedes contraer y relajar los músculos pélvicos para sentir placer, aunque definitivamente no es tan placentero como las otras técnicas.

Sostener un juguete entre las piernas
Sea un vibrador o un estimulador, ¿por qué no manejarlo con los muslos en lugar de las manos? Si necesitas contacto físico constante, podrías intentarlo. Incluso hay juguetes que necesitan el poder de la presión para ser útiles, así que aprieta y relaja hasta que recibas las sensaciones que necesitas.