Lo que pasa en tu cerebro al terminar una relación
octubre 10, 2017
79Noticias (13235 articles)
Share

Lo que pasa en tu cerebro al terminar una relación

El corazón no es el único órgano afectado por una ruptura.

Mucho se ha dicho que al terminar una relación, el corazón sufre daños y que incluso se tienen dolores similares a los que se sufre en un ataque cardíaco; sin embargo, este no es el único órgano afectado.

El cerebro es el principal actor durante el enamoramiento, ya que de acuerdo a la neuropsicóloga Stephanie Ortigue, el amor es un proceso cognitivo, por lo que al terminar la relación, sufre diversos daños.

Nos enamoramos con el cerebro

El lado izquierdo del cerebro juega un papel preponderante en el enamoramiento porque así se forma la imagen que la persona tiene de sí misma. Por ello, quienes no encuentran pareja, deben trabajar más en la forma en que se perciben para que esto sea positivo.

Por su parte, Facundo Manes, neurólogo y neurocientífico argentino, indica que al enamorarnos perdidamente se activa una red neuronal conocida como “sistema de recompensa cerebral”, que se asocia con la motivación, el placer, la gratificación emocional y el deseo intenso.

“Se trata de una de las sensaciones más intensas de la vida: es una obsesión que a uno lo posee y hace que disminuya la activación en las áreas del juicio”, dice.

Cuando la relación termina

Al terminar una relación, el cerebro realiza el proceso contrario que tiene al enamorarse porque se activan las mismas reacciones neuronales que cuando nos enamoramos apasionadamente.

Por esto, es que cuando queremos olvidar a la persona, seguimos obsesionados con volver con ella, además de que sentimos motivación intensa y valentía para arriesgar todo en el amor debido a que sigue activo el circuito de recompensa.

Diversos estudios han indicado que estas son las razones por las que una persona siente adicción y ansias desesperadas por estar con quien no nos corresponde.

Otro de los efectos que se producen es la liberación de hormonas del estrés, que dañan directamente al sistema digestivo o el corazón, lo que puede hacer sentirnos enfermos o decaídos.

El duelo del desamor es un proceso natural por el que todos hemos pasado y que no es agradable, pero por difícil que sea, no hay que olvidar que el tiempo ayudará a curarlo. Sólo hay que tener paciencia.

FUENTE: http://sumedico.com