Por qué los aviones tienen un pequeño agujero en las ventanas
noviembre 20, 2017
79Noticias (13228 articles)
Share

Por qué los aviones tienen un pequeño agujero en las ventanas

Está ahí y te acompaña en todos tus vuelos. Si alguna vez te has planteado la razón de este minúsculo orificio, te damos la respuesta

Las aerolíneas tienen dos clases de pasajeros, los que buscan la comodidad y prefieren un asiento en el pasillo para tener más espacio y los que prefieren disfrutar de las vistas del viaje y eligen un puesto al lado de la ventanilla.

En sus largas horas de contemplación, a los segundos les habrán asaltado muchas dudas fundamentales sobre la vida: ¿estamos solos en el universo? ¿Cuál es el sentido de la existencia? Y, sobre todo, ¿por qué hay un pequeño agujero en el panel transparente que tengo delante? Si se supone que todo el avión debería estar sellado para mantener la presión de la cabina, ¿qué hace ahí esa abertura?

Las ventanillas están compuestas por tres paneles. Los dos exteriores están sellados en el fuselaje, el interno no es más que un plástico para protegerlos

El susodicho orificio recibe hasta un nombre en inglés: ‘bleed hole’ o ‘breather hole’. ¿Qué función cumple? Para entenderla mejor se hace necesario comprender primero cómo funcionan los cambios de presión que ocurren durante el viaje.

 

Varios usos para tan poco

Tras el despegue y el consiguiente ascenso, la presión externa a la aeronave va disminuyendo hasta alcanzar la máxima altura, mientras la presión de la cabina se mantenie artificialmente a un nivel equivalente a la que se tendría a unos 1.800 metros de altitud.Las aerolíneas tienen dos clases de pasajeros, los que buscan la comodidad y prefieren un asiento en el pasillo para tener más espacio y los que prefieren disfrutar de las vistas del viaje y eligen un puesto al lado de la ventanilla.

En sus largas horas de contemplación, a los segundos les habrán asaltado muchas dudas fundamentales sobre la vida: ¿estamos solos en el universo? ¿Cuál es el sentido de la existencia? Y, sobre todo, ¿por qué hay un pequeño agujero en el panel transparente que tengo delante? Si se supone que todo el avión debería estar sellado para mantener la presión de la cabina, ¿qué hace ahí esa abertura?

Las ventanillas están compuestas por tres paneles. Los dos exteriores están sellados en el fuselaje, el interno no es más que un plástico para protegerlos

El susodicho orificio recibe hasta un nombre en inglés: ‘bleed hole’ o ‘breather hole’. ¿Qué función cumple? Para entenderla mejor se hace necesario comprender primero cómo funcionan los cambios de presión que ocurren durante el viaje.

Varios usos para tan poco

Tras el despegue y el consiguiente ascenso, la presión externa a la aeronave va disminuyendo hasta alcanzar la máxima altura, mientras la presión de la cabina se mantenie artificialmente a un nivel equivalente a la que se tendría a unos 1.800 metros de altitud.

Si miramos con más detenimiento las ventanas, apreciaremos que están compuestas por tres paneles separados, fabricados con una resina sintética especialmente resistente. El exterior y el medio comparten el mismo marco y están sellados en el fuselaje, mientras que el interno se encuentra separado y montado sobre la pared de la cabina. Los dos primeros forman parte de a la estructura del aeroplano, mientras que el tercero no es más que un plástico que evita que los pasajeros no puedan dañar estos vídrios.

El funcionamiento de todo este sistema es similar al de las ventanas domésticas de doble cristal. En estas, un gas transparente (argón o aire) colocado entre medias actúa como aislante térmico. Sin embargo, por el motivo que vamos a ver a continuación, esta solución no es válida para los aviones y es aquí dónde entra en juego el diminuto agujero colocado en el panel central.

Los ingenieros tuvieron que desarrollar una alternativa que previniera que las ventanas no perdieran ni su capacidad aislante ni se empañaran o se congelaran. A pesar de que decidieron dejar una pequeña cámara de aire entre el panel exterior y el central, hay que tener en cuenta que dicho aire tiende a expandirse o a comprimirse por los cambios de presión, lo que puede acabar dañando los cristales. El agujero actúa, por consiguiente, como una válvula que regula y equilibra la diferencia de presión entre la cámara de aire y la cabina. La solución permite además, que el vidrio intermedio actúe como elemento de seguridad ante una eventual rotura del más externo.

El orificio facilita también el paso de la humedad, evitando que los paneles se empañen o se hielen, previniendo así posibles grietas. ¿Quién hubiera dicho, en definitiva, que algo tan diminuto y simple podría servir en realidad para tanto?

FUENTE: www.elconfidencial.com