junio 22, 2017
79Noticias (13128 articles)
Share

Seis remedios caseros para aliviar los cólicos

Fuertes punzadas, calambres, desaliento, sudoración, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, hinchazón, retención de líquidos y mareos; son algunos de los síntomas que muchas mujeres sufren en su día 28 a causa de su periodo menstrual. Estas molestias, que impiden continuar con la rutina de los días, es el tormento de muchas.
Aunque en el mercado existen potentes medicamentos que alivian los cólicos menstruales, existe la posibilidad de recurrir a métodos naturales e inofensivos. ¿Cómo quitar los cólicos?

1. Infusiones calientes:
Se dice que los cólicos se producen a causa del frío que recogemos durante todo el mes, por eso, estas bebidas a base de hierbas naturales son un remedio estupendo que puede ayudarte a aliviar ese terrible dolor. Canela, manzanilla, flor de Jamaica, anís u onagra son las esencias ideales para calmar este tipo de molestias, pues aparte de tener un gran efecto relajante, ayudan a regular los ciclos menstruales y apresuran la relajación del útero.

2. Inhalación de plantas y flores:
Es aconsejable para calmar los calambres y estimular la relajación de los músculos. Plantas como la mejorana, la lavanda, el enebro, la melisa, la menta o el romero son adecuadas en el tratamiento de las dolencias menstruales.

3. Paños de calor en el vientre:
Una almohada térmica, una bolsa de agua caliente, o una toalla húmeda y muy caliente serán tu compañero ideal en esos días menstruales. Cerciórate de que tengan un grado de calor que soportes (no te quieres quemar) y ponlo durante largos minutos en tu zona abdominal mientras tomas un descanso.

4. Masajes abdominales:
Los frotes en la zona del vientre también ayudan a disminuir y aliviar el dolor. Masajea la zona de los ovarios y el útero unos minutos, agrega aceites con esencia de romero, salvia o ciprés, que son adecuados para que el dolor desaparezca más rápidamente.

5. Es hora de hacer ejercicio:
Caminar es un remedio efectivísimo en los días del ciclo, así como las rutinas de ejercicio más exigentes, pues mejoran el flujo sanguíneo y pueden ayudarte a hacer frente a los dolores menstruales. ¡Ojo! Es importante realizar ejercicio de intensidad moderada y suave, sobre todo cuando las dolencias son demasiado fuertes.

6. ¡Cuidado con la comida!
La dieta cumple una función de suma importancia en el proceso hormonal. Por eso, es recomendable que sigas una dieta rica en legumbres, frutos rojos, verduras, sopas, pescado y frutos secos. Aléjate de lácteos, cafeína, helados, alcohol, bebidas frías y cítricos.

Créditos: http://cromos.elespectador.com

Imagén: https://goo.gl/Rd2oBq