Por qué siempre debes hacer pesas antes de empezar con el cardio si quieres adelgazar
noviembre 20, 2017
79Noticias (13228 articles)
Share

Por qué siempre debes hacer pesas antes de empezar con el cardio si quieres adelgazar

Tanto si nuestra meta es ganar músculo como si es perder grasa, la elección es clara. Si quieres que el entrenamiento sea verdaderamente efectivo, haz esto

Si tan solo tienes tiempo para ir al gimnasio un par de veces a la semana, lo más probable es que aproveches para entrenar cardio (por ejemplo, en la cinta de correr) y pesas en el mismo día. Quizás lo hagas indistintamente, según la disponibilidad de las máquinas o de las ganas con las que te hayas levantado esa mañana. No obstante, aquí el orden de los factores sí altera el producto.

Tanto si nuestra meta es ganar músculo como si es perder grasa o adelgazar, la elección es clara: primero pesas y después el entrenamiento cardiovascular. La razón principal detrás de este orden tan concreto es la sensación de fatiga. Si uno realiza el ejercicio aeróbico primero, llegaremos a las máquinas más cansados y con menos energía. Así lo expresa el entrenador personal Max Lowery en ‘Business Insider‘: “Es un gran error hacer el cardio y agotarte antes de la sesión de pesas. Si quieres que el entrenamiento en máquinas sea verdaderamente efectivo, debes estar fresco”.

Por norma general los ejercicios que requieren de un mayor control de la técnica, intensidad o velocidad, deben realizarse primero por seguridad

Para entender el porqué, hay que conocer el rol que el glucógeno juega en nuestro organismo. Se trata de una forma de energía que el cuerpo almacena y utiliza para impulsar los movimientos musculares. Se sintetiza a partir de la glucosa durante el proceso de digestión y se almacena en el hígado y en los músculos. Al contrario que la grasa, el glucógeno proporciona energía de forma rápida, casi inmediata. Por esa razón, es verdaderamente útil durante los ejercicios de fuerza, donde prima la intensidad en la ejecución. En el cardio, en cambio, se va quemando de forma lenta y constante, lo que significa que uno puede entrenar aunque tenga los niveles bajos.

Si uno realiza antes la carrera, el cardio reduciría las reservas y haría que el entrenamiento anaeróbico fuese menos efectivo. Nos costaría más mover los pesos y necesitaríamos más descansos entre series a causa de la fatiga tras el ejercicio previo. Esto es lo más importante que uno debe tener presente durante los ejercicios de fuerza, asegura Lowery. Además, afirma que estos son fundamentales para conseguirresultados visibles en tu cuerpo. Mientras que el cardio tiene beneficios más que evidentes para la salud, solo junto con el entrenamiento de pesas se consigue una rutina realmente efectiva.

Es un gran error hacer el cardio y agotarte antes de la sesión de pesas. Si quieres que las máquinas sean efectivas, debes estar fresco

Si no te parece suficiente razón para cambiar tu rutina, hay otras. Si lo que quieres es aumentar tu masa muscular, has de saber que el orden es fundamental. La enzima mTOR es esencial para alcanzar este objetivo. No obstante, si haces primero cardio se activa la vía catabólica y de esta forma la enzima AMPK que produce tu cuerpo puede disminuir la cantidad de mTOR más tarde. En definitiva, ¿qué significa esto? Que tardarás más y necesitarás más esfuerzo para conseguir esos bíceps de infarto.

Además, por norma general los ejercicios que requieren de un mayor control de la técnica, intensidad o velocidad, deben realizarse primero por seguridad. En este caso, aunque siempre hay que hacer antes las pesas que el cardio, también debe ponerse el énfasis en el tipo de ejercicio. Por ejemplo, un entrenamiento agotador de fuerza en piernas podría elevar el riesgo de lesión si acto seguido nos ponemos a correr en la cinta. Por esa razón, hay que elegir con cabeza y es recomendable optar por otro tipo de entrenamiento aeróbico que no ejercite el mismo músculo, como la bicicleta o la natación.

 

FUENTE: www.elconfidencial.com

Tags Noticias, Salud