El volcán, la ola de mar o la avalancha: los 3 tipos de orgasmos que tienen las mujeres
noviembre 17, 2017
79Noticias (13228 articles)
Share

El volcán, la ola de mar o la avalancha: los 3 tipos de orgasmos que tienen las mujeres

Un nuevo estudio ha demostrado que las mujeres sienten el placer sexual de formas diferentes y todas ellas vienen determinadas por los músculos del suelo pélvico.

El clímax femenino ha confundido y fascinado a partes iguales a hombres, mujeres y científicos durante siglos, hasta el punto en que se ha puesto en duda su propia existencia. Hoy tenemos evidencias más que suficientes para confirmar que, en efecto, son reales. Y no solo eso, sino que hay de varios tipos. No nos referimos a la diferencias entre el clitoriano, el vaginal o el punto G (que ya hemos tratado en artículos anteriores), sino a las sensaciones y en concreto a los tres patrones del placer que todos estos provocan.

No todos los orgasmos son iguales. Esta es la conclusión a la que ha llegado una extensa investigación en la que durante más de tres años ha analizado los datos de 3.500 personas. En concreto, la temperatura, presión y movimientos que detecta un tipo especial de vibrador inteligente, ideado por la compañía estadounidense Lioness, durante la masturbación femenina. Al parecer, hay tres tipos de patrones del placer, según el movimiento de los músculos del suelo pélvico que genera.

Mi cuerpo comienza a temblar y luego exploto cuando llega el orgasmo: tengo espasmos una y otra vez hasta que comienzo a relajarme

Quizá te suenen, pues últimamente se ha alabado su importancia para el buen sexo. Aunque no haya un problema específico (siendo las pérdidas de orina el más común), muchas mujeres quieren reforzar su suelo pélvico a través de los ejercicios de Kegel para disfrutar más entre las sábanas. No obstante, ahora se ha descubierto que también pueden ser una radiografía certera del clímax femenino. En concreto, sirven para determinar de qué forma sienten ellas el placer: como una ola del mar, un volcán o una avalancha. No hay que ser muy avispado para hacerse una idea del porqué de las denominaciones del estudio.

La ola de mar

“Lo siento como si estuviera en el océano, con las olas moviéndose una y otra vez”, señala una mujer cuyo patrón ondulatorio de placer se repite siempre. De esta forma el suelo pélvico se contrae varias veces. Empieza rápido y va disminuyendo de velocidad hasta que termina.

El volcán

“Conforme el placer se intensifica, todos los músculos de mi cuerpo se tensan y luego hay una gran liberación. Sé que acaba en el momento en el que me puedo relajar”. En este caso todo se reduce a un movimiento largo y extendido en el tiempo, en contraste con las sucesivas repeticiones del patrón ola.

La avalancha

“Mi cuerpo comienza a temblar y luego exploto cuando llega el orgasmo. Me quiebro, tengo espasmos una y otra vez hasta que eventualmente comienza a relajarse”. Empieza con mucha intensidad y esta va descendiendo, mientras que el patrón de la ola es más constante.

Los patrones del orgasmo son una puerta para conocer de una vez por todas cómo funciona el cuerpo y el placer femenino

La investigación se enmarca en un momento en el que, pese al desconocimiento general, siguen sin destinarse muchos esfuerzos y recursos al estudio del clímax femenino. “En este momento los patrones del orgasmo no son más que algo divertido. Sin embargo, combinados con el trabajo de los investigadores o las características que vemos asociados a ellos a lo largo del tiempo, podemos comenzar a decir cosas sobre qué te gustaría o dejaría de gustar”, señala Liz Klinger, CEO de la empresa de juguetes eróticos que ha financiado el estudio.

Los patrones son, por tanto, una puerta (ahora entreabierta) para conocer de una vez por todas cómo funcionan el cuerpo y el placer femenino. Si eres hombre, te interesa comprender cuándo, dónde y cómo tu pareja tiene sus mejores orgasmos, pues puede mejorar considerablemente la experiencia en el dormitorio y, por ende, reavivar cualquier relación. Y si eres mujer más de lo mismo y, de paso, conocer si eres más de olas, volcanes o avalanchas.

FUENTE: www.elconfidencial.com